Libertad en el capitalismo

bakunin

 

Resulta curioso cómo muchas veces se critica al anarquismo como sistema de no-sistema a través de expresar que con el «puedes hacer lo que quieras» todo es caos, todo es el «homo homini lupus» de Plauto que popularizó Hobbes con su libro Leviatán. Resulta curioso cómo se crítica al movimiento libertario diciendo, no solo que es algo utópico-irreal-izable, sino que en su sistema de máxima libertad, donde todo el mundo hace lo que quiere, se darían abusos por parte de unos sobre otros. La victoria del más fuerte sobre el resto, del más poderoso. Bien, estoy de acuerdo. En un sistema de máxima libertad, donde lo más valioso de todo individuo es algo alejado a la convivencia social, humana y colectiva, sí se dan dichas desigualdades en favor de unos y en detrimento de otras. En un sistema donde prima el «vive como puedas y generoso no seas» sí, surgen relaciones de poder ilegítimas que sustentan los privilegios de las personas que están por encima en la relación de poder vertical.  ¿En qué se sustenta la libertad en el sistema capitalista?

La libertad en el capitalismo se basa en tener en propiedad privada más dinero acumulado que el resto. «Si tienes dinero puedes hacer lo que quieras». En el capitalismo, el/la capitalista no deja de ser libre por estar alienado por el sistema capitalista. Deja de estar libre al perder el dinero con el que pagar las consecuencias de sus actos o la posibilidad de realizar sus acciones. Yo no soy libre en cuanto a qué decido hacer y cómo hacer ya que, por capacidad humana, puedo hacerlo; yo soy libre en cuanto tengo dinero para pagar al abogado que me defienda ante el tribunal por unas acciones que he hecho, o para pagar a un publicista para que lave mi imagen pública, o para pagar al equipo de seguridad privada que vigile mi casa, o pagar al chófer que me «libera» de tener que conducir, o al equipo técnico que me lleva al otro lado del planeta… Resulta curioso como una de las principales críticas al anarquismo es uno de los principales hechos y máximas del capitalismo. Libertad en una sociedad donde lo social queda para el final da pie a las desigualdades sociales que hoy en día, sin necesidad de hacer demasiado ejercicio de reflexión, se encuentran (des)apercibidas en cada esquina.

En el capitalismo la libertad se basa en tener dinero, puedes estar alienado pero tener mucho dinero y con ello «estar haciendo lo que quieras». No dejas de ser libre por estar alienado sino que dejas de ser libre cuando no tienes dinero. El estar alienado no va en contra de la libertad -en el capitalismo-. Y esta paradoja es parte de la dialéctica del sistema.  Soy libre en cuanto que tengo dinero para comprar mi libertad. La libertad se basa en acumular bienes capitales, a poder ser dinero. Con mi mayor cantidad de dinero que tú, consigo sustentarme más arriba que tú en las relaciones de poder verticales y así establecer, querido o no de forma explícita, mis privilegios frente a tus imposibilidades. La pobreza está condenada a ser esclava.

¡Saludos!

VePe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>